Super User

Super User

Martes, 17 Septiembre 2013 11:03

Política de privacidad

 

En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y en el Reglamento que la desarrolla, aprobado por Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, la Asociación de Archiveros de Castilla y León (ACAL) comunica que:

  1. Los datos personales facilitados por Usted a través del presente Sitio Web de titularidad de ACAL, se incorporarán a los ficheros de titularidad de ACAL, debidamente inscritos en el Registro General de Protección de Datos. La finalidad de dichos ficheros es la gestión de los usuarios del Sitio Web, la gestión de los servicios ofrecidos a través de dicho sitio y, en su caso, la gestión, desarrollo y cumplimiento de la relación establecida entre ACAL y quienes aporten sus datos personales a través del Sitio Web.
  2. Los formularios empleados para la recogida de datos en este Sitio Web informarán de las cláusulas particulares necesarias para hacer efectivo el deber de información y los derechos de los afectados establecidos en la normativa vigente de protección de datos de carácter personal.
  3. Usted garantiza que los datos aportados son verdaderos, exactos, completos y actualizados, siendo responsable de cualquier daño o perjuicio, directo o indirecto, que pudiera ocasionarse como consecuencia del incumplimiento de tal obligación. En el caso de que los datos aportados pertenecieran a un tercero, Usted garantiza que ha informado a dicho tercero de los aspectos contenidos en este documento y obtenido su autorización para facilitar sus datos a ACAL para los fines señalados.
  4. En respuesta a la preocupación de ACAL por garantizar la seguridad y confidencialidad de sus datos, se han adoptado los niveles de seguridad requeridos de protección de los datos personales y se han instalado los medios técnicos a su alcance para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los datos personales facilitados a través de www.acal.es.
  5. Para ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre sus datos, puede dirigirse por escrito a la siguiente dirección: ACAL, C/ Pozo Amarillo, 1, 2B. 37001 Salamanca.

 

 

 

Martes, 17 Septiembre 2013 11:00

Aviso Legal



Lea con atención este apartado que contiene el aviso legal y las condiciones que regulan el acceso, navegación y uso de este sitio web. El acceso, navegación y utilización de esta página web implica por su parte la aceptación expresa y sin reservas de todos los términos del presente Aviso Legal, teniendo la misma validez y eficacia que cualquier contrato celebrado por escrito y firmado. Su observancia y cumplimiento será exigible respecto de cualquier persona que acceda, navegue o utilice el Sitio Web.

INFORMACIÓN GENERAL

De conformidad con los establecido en el art. 10 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, se informa que este sitio web y su dominio www.acal.es (en adelante, el “Sitio Web”) son titularidad de la Asociación de Archiveros de Castilla y León (ACAL), con CIF G-37247830 y domicilio social en C/ Pozo Amarillo, 1, 2B. 37001 Salamanca.

ACAL es una asociación profesional constituida al amparo de la Ley 19/1977 de 1 de abril, sobre regulación del derecho de asociación sindical y las disposiciones que la desarrollan.

Para comunicarse con ACAL de manera directa y efectiva, puede dirigirse a la dirección de correo electrónico: administració Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .

OBJETO Y ÁMBITO DE APLICACIÓN

Las presentes Condiciones regulan el acceso a los contenidos y todos los servicios y productos ofrecidos por ACAL a través de su Sitio Web, así como la utilización de los mismos por parte de los usuarios. No obstante, ACAL se reserva el derecho a modificar la presentación, configuración y contenido del Sitio Web, así como también las condiciones requeridas para su acceso y/o utilización. El acceso y utilización de los contenidos y servicios tras la entrada en vigor de sus modificaciones o los cambios en las condiciones suponen la aceptación de las mismas.

Sin perjuicio de lo anterior, el acceso a determinados contenidos y la utilización de determinados servicios pueden encontrarse sometidos a determinadas condiciones particulares, que, según los casos, sustituirán, completarán y/o modificarán las presentes condiciones de uso y, en caso de contradicción, prevalecerán los términos de las condiciones particulares sobre las condiciones generales. Antes de utilizar, reservar y/o contratar dichos productos o servicios específicos ofertados por ACAL, el Usuario deberá leer atentamente las condiciones particulares creadas, en su caso, a tal efecto por ACAL. La utilización, reserva y/o la contratación de dichos productos o servicios específicos, implica la aceptación de las condiciones particulares que los regulen en la versión publicada por ACAL en el momento en que se produzca dicha utilización, reserva y/o contratación.

El acceso, navegación y uso del Sitio Web conlleva y supone la aceptación por el Usuario del presente Aviso Legal y las Condiciones de Uso que incluye. En este sentido, se entenderá por Usuario a la persona que acceda, navegue, utilice o participe en los servicios y actividades, gratuitas u onerosas, desarrolladas en el Sitio Web.

ACCESO

El acceso a los contenidos y la utilización de los servicios proporcionados por www.acal.es tiene carácter gratuito, si bien alguno de los servicios y contenidos ofrecidos por ACAL a terceros a través del Sitio Web pueden estar sujetos a su contratación previa y al pago de una cantidad, lo cual se especificará en sus propias condiciones de contratación.

El acceso y navegación a través del Sitio Web no requiere registro, sin embargo, para acceder a la reserva y/o contratación de determinados productos y/o servicios podrá requerir el alta previa de este Sitio Web mediante la selección por parte del Usuario, de identificador y contraseña. La contraseña tendrá carácter personal e intransferible. El Usuario se compromete a hacer un uso diligente de su contraseña y mantenerla en secreto, no transmitiéndola a ningún tercero y tampoco a la propia ACAL. En consecuencia, los Usuarios son responsables de la adecuada custodia y confidencialidad de cualesquiera identificadores y/o contraseñas que hayan seleccionado como Usuarios registrados de ACAL, y se comprometen a no ceder su uso a terceros, ya sea temporal o permanente, ni permitir su acceso a personas ajenas.

Será responsabilidad del Usuario la utilización ilícita del Sitio Web por cualquier tercero ilegítimo, que emplee a tal efecto una contraseña a causa de una utilización no diligente o de la pérdida de la misma por el Usuario.

En virtud de lo anterior, es obligación del Usuario notificar de forma inmediata a los gestores del Sitio Web acerca de cualquier hecho que permita el uso indebido de los identificadores y/o contraseñas, tales como el robo, extravío, o el acceso no autorizado a los mismos, con el fin de proceder a su inmediata cancelación. Mientras no se comuniquen tales hechos, ACAL quedará eximida de cualquier responsabilidad que pudiera derivarse del uso indebido de los identificadores o contraseñas por terceros no autorizados.

DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL

El presente Sitio Web se rige por las leyes españolas y por la legislación nacional e internacional sobre propiedad intelectual e industrial.

En ningún caso se entenderá que el acceso y navegación del Usuario por el Sitio Web o la utilización, adquisición y/o contratación de productos o servicios ofertados a través del Sitio Web, implique una renuncia, transmisión, licencia o cesión total ni parcial de dichos derechos por parte de ACAL.

El Usuario dispone de un derecho de uso estrictamente privado, exclusivamente con la finalidad de disfrutar de las prestaciones del servicio de acuerdo con estas Condiciones Generales.

Las referencias a nombres y marcas comerciales o registradas, logotipos u otros signos distintivos, ya sean titularidad de ACAL o de terceras empresas, llevan implícitas la prohibición sobre su uso sin el consentimiento de ACAL o de sus legítimos propietarios. En ningún momento, salvo manifestación expresa, el acceso o uso del Sitio Web y/o de sus contenidos y/o servicios, confiere al Usuario derecho alguno sobre las marcas, logotipos y/o signos distintivos en él incluidos protegidos por Ley.

Quedan reservados todos los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial sobre los contenidos y/o servicios y, en particular, queda prohibido modificar, copiar, reproducir, comunicar públicamente, transformar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte de los contenidos y/o servicio incluidos en el Sitio Web, para propósitos públicos o comerciales, si no se cuenta con la autorización previa, expresa y por escrito de ACAL o, en su caso, del titular de los derechos correspondientes.

UTILIZACIÓN DEL SITIO WEB

El Usuario se compromete a utilizar el Sitio Web de conformidad con la ley y con las presentes Condiciones Generales. El Usuario se obliga asimismo a abstenerse de utilizar el Sitio Web con fines o efectos ilícitos o contrarios a lo establecido en las Condiciones Generales.

Al utilizar los servicios, el Usuario manifiesta su conformidad con estas Condiciones Generales, comprometiéndose a no transmitir, difundir o poner a disposición de terceros a través de los servicios proporcionados por www.acal.es cualquier clase de material que de cualquier forma contravenga la legislación vigente.

LICENCIA SOBRE LAS COMUNICACIONES

En el caso de que el Usuario envíe información de cualquier tipo a ACAL a través del Sitio Web, mediante los canales dispuestos a tal fin en el propio Sitio Web, el Usuario declara, garantiza y acepta que tiene derecho a hacerlo libremente, que dicha información no infringe ningún derecho de propiedad intelectual, de marca, de patente, secreto comercial, o cualquier otro derecho de tercero, que dicha información no tiene carácter confidencial y que dicha información no es perjudicial para terceros.

El Usuario reconoce asumir la responsabilidad y dejará indemne a ACAL por cualquier comunicación que suministre personalmente o a su nombre, alcanzando dicha responsabilidad sin restricción alguna la exactitud, legalidad, originalidad y titularidad de la misma.

RESPONSABILIDADES Y GARANTÍAS

ACAL no se responsabiliza de las opiniones expresadas en los contenidos del Sitio Web que incluyan mención de autoría, así como –de conformidad con el apartado anterior- de las opiniones o comentarios que pudiera difundir de los Usuarios a través de los canales de comunicación y participación que pudieran establecerse en el Sitio Web, recayendo sobre los respectivos autores y Usuarios dicha responsabilidad.

ACAL no garantiza ni se hace responsable de: a) la continuidad de los contenidos del Sitio Web; b) la ausencia de errores en dichos contenidos o productos; c) la ausencia de virus y/o demás componentes dañinos en el Sitio Web o en el servidor que lo suministra; d) la invulnerabilidad del Sitio Web y/o la inexpugnabilidad de las medidas de seguridad que se adopten en el mismo; e) la falta de utilidad o rendimiento de los contenidos y productos del Sitio Web; f) los daños o perjuicios que cause, a sí mismo o a un tercero, cualquier persona que infringiera las condiciones, normas e instrucciones que ACAL establece en el Sitio Web o a través de la vulneración de los sistemas de seguridad del Sitio Web. No obstante, ACAL declara que ha adoptado todas las medidas necesarias, dentro de sus posibilidades y del estado de la tecnología, para garantizar el funcionamiento del Sitio Web y evitar la existencia y transmisión de virus y demás componentes dañinos a los Usuarios.

Si el Usuario tuviera conocimiento de la existencia de algún contenido ilícito, ilegal, contrario a las leyes o que pudiera suponer una infracción de derechos de propiedad intelectual y/o industrial, deberá notificarlo inmediatamente a ACAL para que ésta pueda proceder a la adopción de las medidas oportunas.

ENLACES

ACAL no se responsabiliza de los contenidos, actividades comerciales, productos o servicios ajenos y a los que se pueda acceder mediante enlaces desde esta web. Estos enlaces tienen una finalidad meramente informativa, sin que en ningún caso deba entenderse que ACAL garantice la veracidad de la información a la que se accede por medio de su uso, ni que exista algún tipo de relación, colaboración o dependencia entre ACAL y el responsable del sitio ajeno.

En este sentido, si los Usuarios tuvieran conocimiento efectivo de la ilicitud de actividades desarrolladas a través de páginas Web de terceros enlazadas desde el Sitio Web, deberán comunicarlo inmediatamente a ACAL a los efectos de que se proceda a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

ACAL no controla los enlaces que desde otros sitios web apunten a su Sitio Web. Por lo tanto, no asume ningún tipo de responsabilidad sobre su funcionamiento, acceso, datos, información, archivos, calidad y fiabilidad de sus productos y servicios, sus propios enlaces y/o cualquiera de sus contenidos, en general.

DURACIÓN Y MODIFICACIÓN

ACAL podrá modificar los términos y condiciones aquí estipuladas, total o parcialmente, publicando cualquier cambio en la misma forma en que aparece este Aviso legal o a través de cualquier tipo de comunicación dirigida a los Usuarios.

La vigencia temporal de este Aviso legal coincide, por lo tanto, con el tiempo de su exposición, hasta que sean modificadas total o parcialmente, momento en el cual pasará a tener vigencia el Aviso legal modificado.

Con independencia de lo dispuesto en las condiciones particulares, ACAL podrá dar por terminado, suspender o interrumpir, en cualquier momento sin necesidad de preaviso, el acceso a los contenidos de la página, sin posibilidad por parte del Usuario de exigir indemnización alguna.

Martes, 17 Septiembre 2013 10:49

Acerca de

 

ACAL es la Asociación de los Archiveros  de Castilla y León. Fundada en 1991 por un grupo de estudiantes de Archivística de la Universidad de Salamanca, en la actualidad reúne a más de 250 profesionales de los archivos que trabajan en diferentes áreas y en distintos tipos de centros de todo el Estado. También forman parte de ACAL un importante número de socios institucionales, principalmente archivos.

Nuestra asociación pretende representar de forma adecuada los intereses y las inquietudes de archiveros y archiveras. Fomentar el desarrollo, el uso y la imagen social de los archivos y el patrimonio documental. ACAL trata de promover, además, el desarrollo profesional, mediante el trabajo realizado desde sus distintas Áreas: la difusión de ideas y conocimiento en sus publicaciones; la formación continua y la capacitación profesional a través de sus actuaciones docentes…

 

 

 

 

Viernes, 13 Septiembre 2013 18:45

Mapa ftyd_usal

Agustín Hevia Ballina, presidente de la Asociación de Archiveros de la Iglesia en España, destacó en la inauguración del XXVIII Congreso de la Asociación que  se está intentado mejorar cada día estos archivos con “escasísimos medios,  sólo algunas subvenciones de las subdirección general de archivos y bibliotecas, pero se está consiguiendo hacer grandes cosas”. Analizó que muchas veces se carece de personal y que gracias a “los archiveros que solemos ser curas y que vamos tendiendo a mayores y que nos estamos volcando en este trabajo” se están conservando.

Agustín Hevia Ballina, presidente de la Asociación de Archiveros de la Iglesia en España, destacó en la inauguración del XXVIII Congreso de la Asociación que  se está intentado mejorar cada día estos archivos con “escasísimos medios,  sólo algunas subvenciones de las subdirección general de archivos y bibliotecas, pero se está consiguiendo hacer grandes cosas”. Analizó que muchas veces se carece de personal y que gracias a “los archiveros que solemos ser curas y que vamos tendiendo a mayores y que nos estamos volcando en este trabajo” se están conservando.

Encontrado en los depósitos de la hemeroteca de la Biblioteca, a raíz de una búsqueda casi detectivesca a cargo de los investigadores Laura Rosato y Germán Álvarez sobre los pasos de Borges en los libros de la institución, el manuscrito estaba en el interior del folio 112 de una revista Sur de febrero de 1944, donde el escritor agregó en una hoja aparte un párrafo con otro final al texto de "Ficciones". Anotaciones, palabras tachadas, marcas y borrones de Borges en la Biblioteca hay muchas, pero éste tiene una particularidad notable porque es "el primer manuscrito que está en Argentina y a disposición del público. Siempre están en manos privadas o instituciones extranjeras", lamentó Grimson, a diferencia de esta vez.

 
"Teníamos la fantasía de encontrar un manuscrito: índices, poemas inéditos, pero siempre en libros como anotaciones. Hace mucho tiempo lo estábamos buscando, cada vez que encontrábamos libros con notas de él la expectativa era hallar algo más", dijeron a Télam Laura Roseto y German Álvarez, responsables del hallazgo.
 
Como sucede en la trama de "Tema del traidor y del héroe", donde el personaje de Ryan, investigador de la historia de Fergus Kilpatrick, descubre que el propio héroe había sido el traidor y el traidor, el héroe, y eso lo hace comprender las frases que decía tanto uno como el otro, tomadas como citas textuales de la obra de Shakespeare, Borges hizo lo mismo aquí.
 
"El escritor termina agregando una historia más adentro de la historia, que es la que estamos viviendo nosotros", explicó Grimson. Y Álvarez y Rosato completaron: "Da la visión del abismo, de mamushkas, de la cosa dentro de la cosa. Borges siempre quería experimentar con eso, el narrador que se involucra en la historia que está contando, la historia sin fin".
 
El cuento, publicado en su libro "Ficciones" (1944), tuvo un ensayo previo ese mismo año en un ejemplar de Sur con un final alternativo y que Borges modificó dejando como testimonio este manuscrito hallado en la Biblioteca, lo que confirma la hipótesis que los investigadores venían postulando, la de la correción de su propia obra.
 
"Desde hace ocho años veníamos trabajando la hipótesis de corrección, como una variante, porque ya no son sus lecturas sino Borges leyéndose a sí mismo y corrigiéndose, y Sur como una especie de trabajo/ensayo que después se va a publicar en libro", consideraron Rosato y Álvarez.
 
La diferencia entre estos finales -ese tentativo de la revista Sur al que luego anexó el manuscrito- es signifitiva: "Todas las interpretaciones que se hacen habitualmente sobre ese cuento no podrían ser posibles sin este final, es un final que pliega la trama una vez más, involucrando a Ryan, es decir hacia el tercer narrador".
 
Volviendo sobre esa infinidad de anotaciones, que ya están testimoniadas en el primer tomo de "Borges, libros y lecturas" -próximamente saldrá el segundo- los especialistas señalaron que "la forma que él tiene de anotar en los libros, es una de las maneras que utiliza luego en los manuscritos".
 
"El proceso de lectura y escritura están imbrincados: él lee y al mismo momento está tomando notas para escribir. Es como un espejo", redondearon los investigadores.
 
En ese sentido, Grimson, retomando la hipótesis de la corrección, comentó que Borges "utilizaba las ediciones de sus cuentos como una suerte de prueba de galera para la edición final en los libros. Hay muchas revistas Sur donde él tacha palabras, corrige, ninguna es casual, siempre es un refinamiento del lenguaje, una búsqueda de precisión mayor".
 
A la luz de este manuscrito, con la "letrita" de Borges, como escribió Horacio González, director de la Biblioteca, la pregunta que surge de inmediato es si habrá más manuscritos. "Por supuesto que sí. Hace falta tiempo para encontrarlos", contestaron al unísono los responsables de este tesoro, a disposición del público en la Biblioteca Nacional.
Un incendio se sospecha que intencionado ha quemado el archivo del Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca (Sevilla) que contenía documentos contables y facturas de anteriores corporaciones que se están poniendo en conocimiento de la Fiscalía, según ha dicho el alcalde, Juan Manuel Valle (IU). El incendio comenzó a las 05.00 horas de este jueves y una limpiadora municipal ha declarado a la Policía Local que oyó cómo se rompía un cristal del archivo e inmediatamente comenzaba el fuego, que también ha destruido documentos históricos de varios siglos de antigüedad. Además, la Policía Local recibió diez minutos antes del comienzo del fuego un aviso de una falsa alarma en un colegio de una pedanía también de Los Palacios.
 
Ha precisado el alcalde que está a la espera de que la Policía Judicial determine las causas exactas del fuego, aunque sospecha que ha sido intencionado pero no quiere afirmarlo aún "por prudencia".
 
El alcalde ha resaltado que el fuego se produce el mismo día en que el diario ABC informa de que el anterior alcalde de Los Palacios, Antonio Maestre (PSOE), ha sido acusado por la Fiscalía por tráfico de influencias y malversación por pagos a una sociedad fantasma y contratos a dedo a su suegro. El fuego, que no ha provocado heridos, ya ha sido sofocado por los parques de bomberos de Los Palacios y de las localidades vecinas de Utrera y Dos Hermanas, según el servicio de emergencias 112.
"He encontrado cosas que no sabía que tenía y otras que he llorado por el estado en que las encontré cuando se fue el agua. Pero casi todo se ha recuperado, sobre todo lo más importante", explicó la fundadora y ex presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, María Isabel "Chicha" Mariani, cuando supo que había sido recuperado el 90 por ciento del archivo que construyó a lo largo de las más de tres décadas que lleva buscando a su nieta Clara Anahí, apropiada durante la dictadura militar. Ese material estuvo a punto de perderse en su totalidad cuando el agua de la enorme inundación del 2 de abril pasado que azotó a la ciudad de La Plata llegó a su casa y tapó todo lo que se encontraba por debajo del metro y medio de altura. 
 
El trabajo de voluntarios universitarios y organismos de Derechos Humanos y la intervención de expertos del Archivo Nacional de la Memoria (ANM), desde el día siguiente de la tragedia, permitieron salvar la totalidad de los materiales no remplazables del acervo declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
"El 90% de los materiales se recuperó", explicó, a poco de cumplirse cinco meses de la inundación, Lucía Abbattista, integrante de la Asociación Anahí, creada por Chicha Mariani en 1989, y coordinadora del archivo que la abuela construyó en los más de 36 años que lleva buscando a su nieta, secuestrada el 24 de noviembre de 1976 luego del asesinato de su madre, Diana Teruggi, durante un ataque de fuerzas conjuntas.
Los biblioratos con las causas judiciales por delitos de lesa humanidad; la documentación personal de los 36 años de búsqueda de Clara Anahí; documentación surgida del inicio de Abuelas de Plaza de Mayo; los legajos de cada uno de los represores; las fotografías familiares; cientos de libros y las colecciones completas de los diarios Página/12 y Tiempo Argentino. Todo quedó bajo el metro y medio de agua que el 2 de abril ingresó en la casa de calle 47 entre 17 y 18.
"Lo que es irrecuperable se tiró", explicó Graciela Ledantes, asistente de Chicha Mariani y coordinadora de la Muestra Clara Anahí, que traza el recorrido de la abuela en la búsqueda de su nieta apropiada, y que se salvó gracias a que estaba expuesta en el Centro Cultural Recoleta por el Instituto Espacio para la Memoria. 
"Entre lo recuperable están los diarios y algunas causas judiciales que los jueces se comunicaron para decir que iban a enviar copias de las causas. Además, Tiempo Argentino y Página/12 ofrecieron donar la colección completa, que era lo que teníamos en el archivo, todo encuadernado", agregó Ledantes.
El salvataje del acervo comenzó al día siguiente de la inundación y la solidaridad fue una de las claves: dos días después de que el agua se retirara, alumnos y docentes de las 18 facultades de la Universidad Nacional de La Plata y de organismos de Derechos Humanos invadieron la casa de Chicha para trabajar sobre cada papel y cada foto afectada.
"Los primeros días posteriores a la inundación hubo más de 80 personas por día trabajando", contó Abbattista y recordó que a las 48 horas de la tragedia, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación envió a un equipo especializado del ANM para ponerse al frente de la recuperación de ese archivo declarado Patrimonio Documental de Derechos Humanos 1976-1983 en el Registro Memoria del Mundo por la Unesco.
Unas 48 horas después también se sumaron a colaborar integrantes de la Comisión Provincial por la Memoria y del Archivo Histórico de la Provincia. 
"Lo primero que hizo el ANM fue armar un esquema de trabajo para recuperar el material de valor histórico y personal de Chicha, como cartas, fotografías, objetos de Daniel Mariani", explicó Abbattista, en referencia el hijo asesinado de la Abuela.
La tarea de recuperación fue una pelea contra la humedad y una carrera contra la proliferación de los hongos. Por eso, las primeras tres semanas los especialistas del ANM y los voluntarios trabajaron todos los días, de 9 a 21, colgando papel por papel, fotografía por fotografía, en tendederos al aire libre, aprovechando el sol del día y volviendo a guardarlos por la noche.
Esa tarea se extendió hasta mediados de junio, cuando el sol deja de calentar lo suficiente. Entonces, el trabajo se realizó dentro de la vivienda con "deshumificadores", uno de ellos donado por el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto.
Con los libros decidieron ganar tiempo: para evitar que surjan hongos se congelaron en un freezer de casi dos metros de alto que compraron con un subsidio otorgado por el diputado nacional Julián Domínguez. "Son libros de historia del arte de Chicha, originales con dedicatorias, obras de ediciones agotadas o muy difíciles de conseguir que quedaron congelados", contó Abbatista. "Pueden estar ahí cerca de un año. En ese tiempo sabemos que van a estar en las mismas condiciones en que estaban cuando bajó el agua y que no van a tener hongos", completó.

El debate sobre el Derecho al Olvido en la Red y la necesidad de establecer mecanismos que permitan a los usuarios proteger su privacidad y dar de baja contenidos que no quieran que aparezcan en Internet ocupa muchas noticias. A la falta de claridad de las políticas de privacidad de sitios como redes sociales, se une el hecho de que la mayoría de las grandes compañías son extranjeras y sujetas a otro tipo de legislación. Por otro lado, nos encontramos con Google y otros motores de búsqueda, que indexan todo tipo de contenido sin tener más responsabilidad que la de ofrecer buenos resultados de búsqueda por palabras clave, pero que no son responsables del origen de los contenidos y que tampoco tiene potestad para despublicarlos o no.

 
La falta de concienciación de los usuarios sobre qué información personal se publica o no, junto al hecho de que cualquiera puede publicar sobre cualquiera, deja en una situación de indefensión a miles de ciudadanos que no tienen mecanismos ni públicos ni privados con los que defender su privacidad y su intimidad en la Red.
 
Este ha sido uno de los temas centrales del primer ESET Security Forum, que ha reunido a grandes expertos de seguridad de España para discutir temas de actualidad. Para este primer evento se contó con la presencia y la colaboración de Lorenzo Martínez, CEO de Securízame y bloguer de SecuritybyDefault; Pablo Fernandez Burgueño, socio fundador de Abanlex Abogados; Javier Villacañas, periodista y bloguero tecnológico y director del programa COPE 3D; Juan Antonio Calles, consultor de hacking ético y fundador de Flu-project; Yago Jesús, CEO de eGarante y bloguer de SecuritybyDefault, y el capitán del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, César Lorenzana.
 
En este foro de expresión, se manifestaron diversos puntos de vista, no obstante prácticamente todos los ponentes coincidieron en apuntar a la falta de mecanismos que garanticen la protección de la privacidad y la intimidad de los usuarios de Internet.
Viernes, 06 Septiembre 2013 11:51

Inscríbete

Texto/s para Inscríbete

Página 1 de 2

Social buttons

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn